ENTRADA DEL BLOG

La adicción al tabaco

Como tratar la Adicción al Tabaco

Adicción al tabaco y psicología positiva

El tabaquismo representa uno de los principales problemas de salud pública. Está considerada la primera causa aislada de enfermedad y mortalidad prematura y el primer factor individual de riesgo de enfermedad. Muchos fumadores, que desean abandonar el hábito, son incapaces de conseguirlo sin ayuda especializada. El abandono del tabaco implica un esfuerzo personal que requiere de tiempo y una firme decisión, el mantenimiento de la abstinencia se convierte en una verdadera carrera de obstáculos. Para tratar de dar respuesta a esta necesidad, han surgido distintos tratamientos que combinan múltiples estrategias psicológicas y farmacológicas con el objetivo último de eliminar dicha conducta.

La adicción al tabaco

Desde la Psicología se ha revelado que, bajos niveles de afecto positivo predicen bajas tasas de abstinencia entre los fumadores inmersos en un programa antitabaco. En esa línea, la psicoterapia positiva puede considerarse un complemento útil a incluir en las intervenciones estándar para dejar de fumar. El enfoque alternativo que propone la Psicología Positiva, centrado en la identificación de fortalezas y potenciación del bienestar, contribuye tanto a aumentar el afecto positivo como a disminuir el afecto negativo. Asimismo, dado su mayor atractivo, facilita la adherencia y la satisfacción con el programa.

Un estudio publicado recientemente por Kahler y cols. (2013) confirma la viabilidad y utilidad de incorporar estrategias y ejercicios de la positiva en las intervenciones estándar para dejar de fumar. Algunos de los ejercicios que resultaron tener mayor efecto en el alcance y mantenimiento de la abstinencia fueron el uso de las fortalezas de una manera diferente a la habitual, las tres cosas buenas, el saboreo y la visita de gratitud.

  • Uso de fortalezas de una manera diferente a la habitual. Tomar consciencia de nuestras fortalezas empodera a la persona y la hace tomar conciencia de sus recursos. Algo especialmente útil al comienzo del tratamiento para dejar de fumar y en la prevención de situaciones de alto riesgo de recaídas.
  • Las tres cosas buenas y el saboreo. En innegable que fumar reporta placer en algunas ocasiones. Puede ocurrir que, al dejar de fumar, la persona sienta que está “perdiendo” el disfrute que le proporciona el tabaco. De ahí la importancia de focalizar y prestar atención plena a las experiencias positivas tomando consciencia de fuentes alternativas de disfrute presentes en su vida.
  • La visita de gratitud. Se realiza en la semana previa a finalizar el programa ya que ha demostrado tener un efecto potente e inmediato en la mejora del estado de ánimo (Seligman et al., 2006). De esta manera reforzamos también el apoyo social y el compromiso para dejar de fumar.

Si bien es cierto que no existe una fórmula mágica para dejar de fumar, los resultados de las intervenciones para dejar de fumar que incluyen herramientas de Psicología Positiva parecen prometedores.

Desde el Instituto Europeo de Psicología Positiva (IEPP) somos conscientes del enorme potencial que tienen los ejercicios y las técnicas de la positiva no solo en la mejora del bienestar sino a la hora de facilitar la adherencia al tratamiento y reducir las resistencias. De ahí que basemos todos nuestros procesos, tanto de terapia, desarrollo personal y coaching como de formación, en la Psicología Positiva. Nuestros altos grados de satisfacción y los resultados de mejora de nuestros procesos nos avalan.

Bibliografía:

Kahler, C., Spillane, N., Day, A., Clerkin, E., Parks, A., Leventhal, A. and Brown, R. (2013). Positive psychotherapy for smoking cessation: Treatment development, feasibility, and preliminary results. TheJournal of Positive Psychology, 9(1), pp.19-29.

Cursos:

Si te interesa conocer técnicas de Psicología Positiva y cómo potenciar las Fortalezas te recomiendo el Título Universitario del Campus La Salle: Experto en Psicología Positiva. Se trata de un programa formativo vivencial que aporta herramientas prácticas para saber qué hacer en momentos concretos.

Adriana Pérez

Adriana Pérez

Directora del IEPP en Las Palmas at Instituto Europeo de Psicología Positiva
“Acompañar a las personas en su proceso de crecimiento personal, guiarles en el descubrimiento de sus fortalezas y ver cómo recorren el camino hacia un mayor bienestar es, sin duda alguna, lo más gratificante de mi profesión.“
Adriana Pérez

Latest posts by Adriana Pérez (see all)

2 experiencias

  1. GABRIEL CARDENAL VEGAS

    el

    Responder

    Si una persona no desarrolla sus potencialidades (capacidades), puede que se deba que no es consciente de ellas; nadie le ha dicho de lo que puede ser capaz o si se lo han dicho no se lo ha creído: su autoestima es baja.
    Al no desarrollar sus capacidades, ignora la fuente de placer que puede proporcionar el hecho de sentir como uno se va “modelando” a si mismo; este placer contiene la angustia vital y la ansiedad, qué entonces son combatidos con drogas, alcohol y tabaco.
    Cabría pensar que para erradicar el tabaquismo habría que comenzar por reforzar la autoestima.

    • Gabriel

      el

      Responder

      Es una de las posibilidades que va bien encaminada Gabriel 😉

Cuéntanos tu experiencia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies