ENTRADA DEL BLOG

Conflictos en las Parejas

Conflicto en las parejas

Llega el verano y la estadística nos muestra que aumentan los conflictos en las parejas. Pasar tiempo juntos: hijos, familias políticas o propias, tiempos y necesidades de descanso diferentes, etc.

Son áreas, que generan conflictos en las parejas. Son temas que han de abordarse dentro de la relación poco a poco y en el día a día. En ocasiones las obligaciones personales y profesionales de nuestros pacientes/clientes no les dejan tiempo para afrontarlos o simplemente van escondiendo y esquivando por no enfrentarse a ellos.

Las vacaciones de verano se entienden como un espacio de desconexión, descanso y relax, pero si hay temas pendientes por solucionar, sentimientos negativos encontrados y  acumulados durante todo el año, es probable que las vacaciones se conviertan en el mejor momento para reproches, peleas y conflictos en las parejas.

Por ello y con el fin de ayudarles a entender porqué surgen estos conflictos en las parejas y anclar un cambio positivo.

El primer paso, como sabéis, es hacerles partícipes y conscientes de que cada uno tiene su parte de responsabilidad de los conflictos en las parejas.

Consiguiendo con ello un impacto y cambio efectivo en su yo individual, para alcanzar la armonía dentro de la pareja.

Para alcanzar esa armonía os facilito una herramienta que utilizamos en el IEPP, se trata de un ejercicio que desde la perspectiva de la psicología positiva realizamos en una única sesión y que nos ha dado muy buenos resultados:

  1. Se le da a cada miembro de la pareja un folio en blanco y 2  bolígrafos de dos colores diferentes.
  2. Se les pide a cada uno de los pacientes que escriban 5 cosas que necesitan que la otra persona cambie. Es decir, se le pide por favor que escriban aquellas cosas que les superan de su pareja. Es importante, que ninguno de los dos puedan ver qué es lo que está escribiendo el otro.
  3. Cuando hayan finalizado de escribir los 5 cambios, le pedimos que escriban justo debajo y en otro color, las 5 cosas, conductas, comportamientos, etc que creen que su pareja ha apuntado que ellos deben realizar.
  4. Una vez ambos hayan terminado de escribir, les pedimos que ordenen  la segunda lista, escribiendo en primer lugar la acción o comportamiento  que  más fácil les resulte modificar  y en quinto lugar el más difícil.
  5. Una vez que ambos hayan ordenado su lista, pedimos a uno de ellos que lea a la otra persona uno de los 5 cambios que cree que su pareja ha apuntado (segunda lista). Le indicamos que seleccione el que quiera de su lista, sin decir el orden en el que lo ha colocado.
  6. Un vez se lo ha leído a su pareja, le preguntamos: ¿por qué  crees que  él/ella te está pidiendo este cambio?
  7. Cuando ha terminado su explicación, le pedimos a la otra persona que indique si había apuntado ese cambio en la primera lista y que opine sobre lo que ha dicho su pareja, desde el corazón.
  8. El punto 5, 6 y 7  lo realizan ambos en turnos. Es decir primero uno, luego el otro hasta que se hayan trabajado  los 5 puntos de cada lista.
  9. Una vez analizados todos los cambios que cada uno de ellos creen que su pareja le está pidiendo, planteamos a la pareja la siguiente cuestión: ¿Si ambos sabéis que vuestra pareja os está pidiendo cambiar esas cosas, porque no lo hacéis? (dejamos un minuto de reflexión)
  10. Una vez finalizado el minuto de reflexión  les aportas la siguiente pregunta:  ¿No os dais cuenta, que al negaros a realizar  ese cambio os estáis haciendo daño a vosotros mismos? Porque al hacer daño a tu pareja, también te estas haciendo daño a ti mismo/a. El (y la miras), ella (y le miras) es tu socio de vida, y si una de las dos personas está dolida o dañada irremediablemente ese dolor recae en la otra persona. Para poder ayudarles a entender este punto, podéis usar esta frase León Tolstoi “La vida conyugal es una barca que lleva dos personas en medio de un mar tormentoso; si uno de los dos hace algún movimiento brusco, la barca se hundirá”.
  11. Una vez realizada la reflexión, les pedis que por favor cada uno de ellos elija y se comprometa a realizar un único cambio. Cuando lo hayan seleccionado, les pedis que expliquen en qué orden estaba de la lista y porque lo ha seleccionado.
  12. Se firma el acuerdo de ese cambio entre ambos.

 

Este ejercicio consigue en una sola sesión  la concienciación y aceptación de ambos sobre su propio cambio. 

Porque no es la otra persona la que le reprocha o pide el cambio, sino que el objetivo es que ellos mismos reconozcan su propios errores. Este ejercicio se puede ajustar para poder trabajar conflictos en las parejas, entre profesionales de un mismo equipo, entre dos compañeros de aula, entre dos hermanos, etc.

Si te parecen interesantes estos ejercicios y quieres conocer más herramientas como estas para trabajar con tus clientes o pacientes. Pregunta por el Curso de Experto en Psicología Positiva o el Curso de Experto en Coaching de Fortalezas. En estos cursos no solo adquirirás nuevas y potentes herramientas de trabajo, si no que podrás experimentar y conocer de primera mano la eficacia y utilidad de las técnicas que aprenderás.

“La vida conyugal es una barca que lleva dos personas en medio de un mar tormentoso; si uno de los dos hace algún movimiento brusco, la barca se hundirá”. León Tolstoi

DESCUBRE HERRAMIENTAS ÚTILES 
Rosa Becerril

Rosa Becerril

Me apasiona poder ayudar a las personas a alcanzar su equilibrio y su felicidad en las diferentes etapas de la vida. La felicidad no es hacer lo que uno quiere, sino querer lo que uno hace y lo que uno es.
Rosa Becerril

Latest posts by Rosa Becerril (see all)

Cuéntanos tu experiencia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies