ENTRADA DEL BLOG

El Perdón y su eficacia

perdón

La relevancia del Perdón

Dentro de la clasificación de las 24 fortalezas de Seligman, el perdón o clemencia está encuadrada dentro de las fortalezas de transcendencia. Estas van más allá de la persona y nos conectan con algo más elevado, amplio y permanente: con otras personas, con el futuro, la evolución, lo divino o el universo.

Este conjunto de fortalezas está formado por; el disfrute de la belleza, la gratitud, la esperanza/optimismo/previsión, la picardía y sentido del humor, el brío/pasión/entusiasmo, y el perdón o clemencia, que exploraremos en este artículo.

Para poner en práctica esta fortaleza primero hay que entender qué significa dentro del contexto de la Psicología Positiva.

Seligman la describe como “Perdona a quienes le han causado un mal. Siempre da una segunda oportunidad a los demás. El principio por el que se guía es la clemencia, no la venganza. El perdón de las ofensas produce una serie de cambios beneficiosos en el interior de una persona. Cuando las personas perdonan, sus motivaciones básicas o inclinaciones a actuar sobre el transgresor se tornan más positivas -benevolentes, amables o generosas- y menos negativas – vengativas o de evitación.”

Perdonar no es negar ni olvidar, no hay que minimizar o excusar la falta. Solo entender que hay otras opciones diferentes a mantener el resentimiento y dolor que nos provoca el daño causado. Es un proceso difícil que nos llevará un tiempo, en el que la empatía actuará como facilitador.

Desde un punto de vista evolutivo, varía la presencia de esta fortaleza según el grupo de edad con el que trabajamos. La investigación de Park y Peterson (2006) encontró que las fortalezas más comunes entre los jóvenes eran la gratitud, el sentido del humor y el amor mientras que las menos frecuentes fueron la prudencia, el perdón, la espiritualidad y la autorregulación.

Sin embargo, la adolescencia es una etapa vital para las relaciones interpersonales. Cobran una gran importancia las relaciones con los demás, pero la intensidad emocional experimentada en esta época y la búsqueda de la propia identidad llevan a un incremento de los conflictos. Se abre un interesante área de trabajo psicológico basado en las fortalezas, donde estimular el perdón entre los jóvenes se postula como una opción eficaz para mejorar su bienestar.

Pese a los efectos positivos que puede causar el perdón, es un elemento relativamente nuevo en la terapia psicológica, siendo en los 90 cuando se considera una herramienta terapéutica a tener en cuenta.

Desarrollar esta fortaleza favorece tanto el bienestar social como el bienestar personal. Estudios han encontrado que el perdón está vinculado con la superación de estados depresivos y de ansiedad. Además está asociado con una disminución de la impulsividad y de la ira en las relaciones sociales. Asimismo, la capacidad de perdonar se relaciona con mayores niveles de gratitud y de bienestar.

“No puedes hacer daño al culpable no perdonando, pero puedes liberarte perdonándolo”

Martin Seligman

Si consideras que te puede interesar contar con una formación práctica en psicología positiva para obtener técnicas y herramientas para potenciar el perdón así como otras fortalezas, te recomendamos el título universitario en Psicología Positiva.

Laura Delgado

Laura Delgado

Alumna en prácticas del IEPP Murcia at Instituto Europeo de Psicología Positiva
Laura Delgado

Latest posts by Laura Delgado (see all)

Cuéntanos tu experiencia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies