ENTRADA DEL BLOG

TCA y Fortalezas – Intervención

Close-up of therapist hand writing notes during a counseling session with a single woman sitting on a couch in the blurred background.

¡Hola a tod@s!

En esta ocasión quería compartir con vosotros una experiencia muy interesante que he tenido con un proceso de terapia reciente. Creo que aporta información valiosa sobre cómo la psicología positiva puede servir para potenciar en otra intervención psicológica de eficacia científicamente demostrada.

Sobra decir que por supuesto esta paciente me dio su consentimiento para compartir todo esto. Tanto con profesionales y en entornos docentes, siempre de manera confidencial.
Acudió con un motivo de consulta: aprender a gestionar la ansiedad y volver a ser feliz y optimista como antes. Pronto descubrí sintomatología compatible con trastorno por atracón, y la ansiedad era solo la punta del iceberg. Había problemas de autoestima, de regulación emocional y de asertividad, entre otros.

Su queja era que no tenía autocontrol, y que le costaba ser persistente a la hora de seguir una dieta y engancharse al ejercicio físico. Quería mejorar eso. Se castigaba muy duramente cuando no lograba mantenerse en los objetivos elevados e inflexibles que se marcaba.
Este sistema era el que llevaba siguiendo durante años (más de 20). Le funcionaba a rachas pero después el efecto rebote era tremendamente fuerte. El resultado era que actualmente pesaba casi 30kg más que en la veintena. Momento en el que su problema se desencadenó a raíz de una ruptura sentimental.

Sin embargo, no me centré exclusivamente en el síntoma. Las fortalezas de esta paciente, así como sus recursos, comenzaron a brillar rápidamente, y decidí sacar partido de ello.

Tenía una gran curiosidad, y una creatividad que se dejaba entrever en cada tarea que realizaba. Incluso en su manera de enfocar los temas que tratábamos. También comenzó a expresar que en la época en la que mejor se había sentido consigo misma, la espiritualidad. Tenía una presencia importante en su vida (hablaba con verdadera pasión de ello). Y ahora todo carecía de sentido y no estaba motivada con su trabajo (estaba limpiando en varias casas) porque siempre soñó con llegar más lejos. Echaba de menos todo eso, meditar, leer y formarse sobre astrología, etc.
También descubrió, para su sorpresa, que la capacidad de amar y ser amada estaba entre sus puntos fuertes.

Pronto comenzamos a “utilizar” sus mayores fortalezas para lograr sus objetivos. A enfocar el mismo tema desde una perspectiva diferente (la perspectiva de sus propios recursos, de lo que realmente se le daba bien y le hacía disfrutar).

El resultado fue realmente positivo:

Por un lado, comenzó a enfocar su trabajo de una manera distinta. Durante el proceso empezó a darse cuenta de la labor de ayuda que hacía a los demás (sobre todo a las personas más mayores), entablando una relación más cercana y humana con ellos. Empezó a disfrutar de su trabajo y a tener una mayor paz consigo misma.
Cambió su objetivo de exigirse una dieta estricta y restrictiva por otro que llamó mi “vida sana”.
Y realizó un collage que le sirvió de “plan de acción” para conseguir este objetivo, en el que incluía imágenes que le recordaban el bienestar que buscaba y el sentido que tenía para ella todo esto.

Más allá de perder peso y verse mejor, por qué era realmente importante para ella. Lo puso en un lugar visible y le acompañó durante todo el proceso. Motivándola a seguir adelante durante el proceso en los momentos más duros. Aquí incluyó cosas como una alimentación saludable y equilibrada. Contando con todos los grupos alimenticios, incluidos hidratos y dulces, que ella misma se hacía en un gesto de creatividad, curiosidad y amor (también lo preparaba para su marido). Por último, logró conectarse de nuevo con la meditación, y se apuntó a un curso de astrología que estaba deseando empezar.

Probablemente si hubiéramos intentado mejorar la persistencia, la vitalidad y el autocontrol de manera directa, habría sido mucho más costoso para ella. Y no tengo muy claro si hubiera funcionado.

De esta forma, fue ella misma quien utilizó sus propios recursos de manera eficiente. Es cierto que también trabajamos con regulación emocional, autoestima, esquema corporal o asertividad, claro está. Pero creo que la utilización de sus fortalezas personales del modo en que ella eligió hacerlo definitivamente la empoderaron. Consiguió que se sintiera parte activa del proceso y de su propio cambio.

Espero que os haya gustado el caso expuesto. La verdad es que fue un proceso muy bonito, ver a las personas resurgir y sacar lo mejor de sí mismas en momentos tan complicados es de las mejores cosas de mi profesión. Aprendí mucho de esta paciente y fue un verdadero placer trabajar con ella 🙂

 

Esther Sevilla

Esther Sevilla

Psicóloga especializada en EMDR y terapia positiva at Instituto Europeo de Psicología Positiva
“Lo que me apasiona de la psicología es que me permite poder acompañar a las personas
en sus procesos de crecimiento personal. Poder contribuir en algo tan importante como
aliviar el sufrimiento, reparar su dolor o ver cómo florecen a partir de un mal momento es
lo que me motiva para seguir mejorando. Aprender de ellos, ver que cumplen sus
objetivos y pueden mejorar sus índices de bienestar son mis mayores satisfacciones”
Esther Sevilla

Latest posts by Esther Sevilla (see all)

Cuéntanos tu experiencia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies